Lun. Mar 4th, 2024

La arquitectura bioclimática consta de construcciones que respetan el medio ambiente, son diseños que toman en cuenta las condiciones climáticas del entorno, como la lluvia, el sol, el viento entre otros factores para disminuir los impactos en el medio ambiente. 

Por otra parte, los puntos clave en la arquitectura bioclimática es la eficiencia energética, lo que resulta esencial en la lucha contra el cambio climático, las edificaciones y el sector de la construcción consumen gran parte de la energía del planeta, es por ello que surge la arquitectura bioclimática. 

Objetivos de la arquitectura bioclimática 

Es un tipo de arquitectura que está basado en el diseño de edificios tomando en cuenta el clima de la zona, la idea de ello es proporcionar el mayor confort térmico aprovechando todas las fuentes ambientales, así como la integración de la estética en el entorno. 

No es un proyecto tan nuevo, puesto que ya hay estructuras que toman en cuenta el medio ambiente, solo basta con observar cómo cambia el tamaño del tejado y de las ventanas en diferentes países del mundo. 

Entre los objetivos más destacados de la arquitectura bioclimática está la creación de espacios saludables, así como confortables para los habitantes de la propiedad, el respeto por el medio ambiente, etc. 

Para lograr los objetivos de este proyecto hay que evitar el uso de materiales contaminantes que puedan afectar la biodiversidad de la zona y hacer un uso eficiente de la energía, así como la construcción de sistemas de agua y otros recursos. 

Ventajas de la arquitectura bioclimática 

La arquitectura bioclimática ofrece múltiples beneficios tanto para las empresas de construcción que realizan estos proyectos como para los usuarios, además para la conservación del medio ambiente y la sociedad en general, entre las ventajas más importantes esta:

Ahorro de consumo: pues se realiza una mejor gestión de la energía, así como de la integración de cada entorno. 

Mejora los hábitos de la vida sostenibles: al lograr un uso racional de la energía, así como otros recursos. 

Confort térmico de calidad: este sistema procura mantener un clima acorde a la estación de la zona. 

Disminución de la huella de carbono: gracias a la arquitectura bioclimática se minimizan las emisiones de gases de efecto invernadero y de la huella hídrica al optimizar el consumo de agua para el proceso de construcción y luego de finalizada la obra. 

Disminución de la contaminación acústica: puesto que se utilizan materiales aislantes. 

Estrategias de la arquitectura bioclimática 

Las construcciones bioclimáticas utilizan estrategias de diseño y uso diario que contribuyen a reducir el gasto energético, entre las más comunes están:

Control y uso inteligente de los espacios: al construir un gran edificio se intenta crear dimensiones adecuadas, así como para una casa, que cada estancia tenga un uso eficiente, además de optimizar el consumo de energía. 

Diseño bioclimático eficiente: el diseño de estas estructuras se adaptan al entorno, para minimizar el gasto de energía y de recursos, evitando pérdidas y fugas.

Uso de materiales sostenibles: el uso de materiales renovables, como es la madera, piedra y demás fibras o materiales naturales, minimizará el impacto de la construcción en la zona. 

En resumen, la arquitectura bioclimática es una gran tendencia en el mundo de la construcción, es por ello que resulta de gran importancia para la creación de nuevos complejos de viviendas, empresas, entre otras estructuras.

Por admin