Dom. Sep 24th, 2023

En la actualidad, nuestro planeta está asumiendo múltiples procesos que pone en peligro su protección y seguridad, no es solo un tema de profesionales en seguridad o cerrajeros, es una tarea de todos lograr prácticas que mantengan seguros cada área y proceso de nuestro mundo.

Con la industrialización y los avances tecnológicos, se han dejado atrás la prácticas artesanales y promover el desarrollo productivo de los alimentos a gran escala, por otra parte, hay tendencias de sobreexplotación de recursos y estas se ha llevado al límite evitando así la práctica de alimentos sostenibles.

Hay una gran cantidad de recursos naturales pero debido al aumento descontrolado de la población es necesario buscar opciones que sean sostenibles y así garantizar la alimentación de las generaciones actuales y las futuras.

¿Qué es una alimentación sostenible?

 La definición de alimentación sostenible según la Organización Mundial de la Salud indica que es un tipo de alimentación con bajo impacto ambiental, garantizando así la soberanía y la seguridad alimentaria tanto para generaciones presentes como futuras, por lo que una alimentación sostenible debe ser saludable, justa y solidaria.

La alimentación sostenible es equilibrada, es decir que tienen una variedad de alimentos que se caracterizan principalmente por su frescura y en la mayoría de los casos es de origen vegetal.

Por lo que muchos expertos indican que una alimentación basada en verduras, frutas, hortalizas, cereales, legumbres y otros alimentos de origen animal, siempre y cuando sean sembrados y cosechados de forma responsable y amigable con el medio ambiente.

Las características de la alimentación sostenibles se pueden adaptar según la cultura, el entorno y las necesidades individuales de la población, además posee los nutrientes necesarios para cada persona y a precios asequibles.

La alimentación sostenible requiere de un enfoque ecológico y social, en definitiva, consta de orientar la alimentación en todos los niveles de producción y consumo hacia prácticas sostenibles y al mismo tiempo responsables.

¿Cómo lograr una alimentación sostenible?

 Los expertos recomiendan aplicar la regla de las tres R que está asociada a la gestión de residuos y desechos, en el sector de alimentación puede ser útil para alcanzar hábitos sostenibles.

Por lo tanto, para llevar una alimentación sostenible, es necesario orientarnos a una sostenibilidad alimentaria reduciendo el desperdicio de alimentos, reutilizar las sobras con seguridad y reciclar adecuadamente.

Si estás pensando en las dietas como una vía posible, es por ello que te damos las siguientes recomendaciones para una alimentación sostenibles, es importante enfocarse en una dieta mediterránea.

Una dieta mediterránea se enfoca en consumir productos locales, ecológicos y tradicionales, en la mayoría de los casos son alimentos de origen vegetal, es por ello que las dietas de este tipo más que un patrón, es un modo de vida que nos aporta múltiples beneficios a nuestra salud física y mental.

Finalmente, otra forma de avanzar hacia la sostenibilidad es que se fomente una alimentación basada en vegetales, dejando a untado los alimentos ultra procesados, investiga cuales son los alimentos sostenibles ecológicos de tu comunidad y comienza el cambio.

Por admin