Lun. Mar 4th, 2024

Los residuos orgánicos son los que se descomponen de forma natural, pero si este tipo de residuos termina en un vertedero, en lugar de plantas especializadas que puedan tratar estos residuos al descomponerse ya que generan metano, en gas de efecto invernadero.

Por consiguiente, la humedad, condiciones de temperatura y ventilación no ayudan a que estos materiales se descomponen de forma óptima, además de generar el gas metano también ocupan espacio y hacen que el proceso de reciclaje sea complejo. 

Que es la basura orgánica 

La mayoría de los residuos pueden dividirse en basura orgánica e inorgánica, el residuo orgánico está compuesto por los desechos de origen biológico, es decir, en algún momento estuvieron vivos o fueron parte de un ser vivo. 

Por consiguiente, el proceso de descomposición de estos residuos se realiza de forma rápida y segura, sin embargo, los residuos inorgánicos que proceden de materiales químicos o sustancias que no tienen origen en los seres vivos como el plástico, el vidrio, el metal, entre otros.

El proceso de descomposición de la basura inorgánica requiere de más tiempo, incluso muchos años para que pueda ser debidamente procesada y posiblemente reutilizada si es tratada de forma adecuada en plantas especializadas. 

Ejemplos de basura orgánica 

Los residuos orgánicos pueden proceder de diferentes fuentes, puede ser desde los hogares o lugares comerciales en el que se elaboran diferentes productos que provienen de seres vivos ya sean de origen animal o vegetal, así como de otros entes públicos, entre los ejemplos más destacados podemos mencionar los siguientes:

Inicialmente se mencionan los residuos orgánicos que se producen en el hogar por ejemplo los de fracción orgánica, vegetal y residuos de poda. 

Fracción orgánica: se refieren principalmente a los que se originan durante el proceso de cocinar, elaborar o manipular alimentos, por ejemplo, la piel de las frutas, espinas del pescado, restos de frutos secos, huesos de la carne, cáscara de huevos, tapones de corcho o papel de cocina. 

Fracción vegetal: son los restos de vegetales y de tipo no leñosos que proceden de labores de jardinería, algunos ejemplos son las hierbas muertas, hojas secas, así como pequeñas ramas. 

Residuos de poda: aquellos restos de origen vegetal que son de ayor tamaño como los troncos, ramas y grandes cantidades de tierra. 

Basura orgánica de origen comercial: son los residuos que se originan en la hostelería, con los restos de comida que se dejan en el plato o que se encuentran en mal estado, o desechos de los supermercado ya que si se ha dañado será necesario desecharla, otros restos comerciales pueden ser de viveros, floristerías o herbolarios. 

Restos orgánicos de origen municipal: el mantenimiento de jardines, parques, comedores sociales, verbenas, ferias, entre otras actividades al aire libre generan basura orgánica que es importante tratar. 

Por otra parte, otros ejemplos de restos de desechos orgánicos con los que proceden de un ser vivo como por ejemplo orina, excrementos, uñas, pezuñas, muda de piel, pelo, entre otros. 

Finalmente, lo más importante de los desechos orgánicos es que sean tratados por profesionales, para que estos tengan un fin útil para el planeta y todos los seres vivos, recordemos que es nuestro hogar y debemos cuidarlo con las mejores medidas de protección, así como tomamos medidas para la seguridad del hogar de la mano de un cerrajero profesional

Por admin