CONTAMINACIÓN DEL AGUA

La contaminación del agua consiste en la incorporación al agua de materias extrañas, como microorganismos, productos químicos, residuos industriales y de otros tipos, o aguas residuales. Estas materias deterioran la calidad del agua y la hacen inútil para los usos doméstico, los depósitos de agua públicos deben ser cerrados y las plantas potabilizadoras deben tener sistemas de seguridad bien instalados por expertos cerrajeros para evitar saboteos que las puedan contaminar.

 PRINCIPALES CONTAMINANTES.

 Aguas residuales y otros residuos

La descarga y disposición de aguas residuales y residuos sólidos generan una demandan oxígeno cuya descomposición produce la pérdida o consumo acelerado del oxígeno disuelto en el agua y en consecuencia la muerte de los organismos que viven en ella.

Agentes infecciosos.

Nutrientes vegetales que pueden estimular el crecimiento de las plantas acuáticas. Éstas, a su vez, interfieren con los usos a los que se destina el agua y, al descomponerse, agotan el oxígeno disuelto y producen olores desagradables.

Productos químicos.

Incluyendo los pesticidas, diversos productos industriales, las sustancias tensioactivas contenidas en los detergentes, y los productos de la descomposición de otros compuestos orgánicos. Petróleo, especialmente el procedente de los vertidos accidentales. Minerales inorgánicos y compuestos químicos. Sedimentos formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por las tormentas y escorrentías desde las tierras de cultivo, los suelos sin protección, las explotaciones mineras, las carreteras y los derribos urbanos.

Sustancias radiactivas procedentes de los residuos producidos por la minería y el refinado del uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y científico de materiales radiactivos.

El calor también puede ser considerado un contaminante, las fabricas vierten agua caliente en cuerpos de agua  alterando el equilibrio térmico del lugar.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA.

  Los efectos de la contaminación del agua afectan principalmente a la salud humana la salud humana. La presencia de nitratos (sales del ácido nítrico) en el agua potable producir una enfermedad infantil que en ocasiones es mortal. El cadmio presente en los fertilizantes derivados del cieno o lodo puede ser absorbido por las cosechas; de ser ingerido en cantidad suficiente, el metal puede producir un trastorno diarreico agudo, así como lesiones en el hígado y los riñones. Hace tiempo que se conoce de la peligrosidad de sustancias inorgánicas, como el mercurio, el arsénico y el plomo cuyos efectos en la salud humana son irreversibles.

La eutrofización es otro efecto de la contaminación, en cuerpos de aguas tanto dulce como marinas, esto se produce por el exceso de nutrientes que se descargan en ellos y la descomposición produce un aumento masivo de algas, el agotamiento del oxígeno y la muerte de los animales acuáticos y se aumente la descomposición y generación de agentes patógenos e infecciosos.

Por ello se deben respetar las normativas de tratamiento y disposición de aguas residuales y vertidos líquidos, así como de los desechos, el agua es indispensable para todas las formas de vida por ello debemos usarla racionalmente y evitar su contaminación. Conviértete en Guardian del agua