Autogeneración y tu factura mensual

Seguro te pasa que cada vez que miras tu factura de electricidad se te van las manos a la cabeza y piensas que podrías estar generando tu mismo esa electricidad y ahorrarte todo ese dineral, después de todo las energías renovables hace tiempo que vienen en versiones caseras, soluciones listas para implementar en cualquier hogar y que además de ahorrarte dinero, van a ayudar a la madre tierra, suavizando el impacto que tu y tu familia tienen en ella.

Aquí no queremos reventar tu burbuja de sueños, pero si queremos llevarte un poco los pies a la tierra. Seguro la idea de instalar unos cuantos o forrar todo tu techo de paneles solares suena como una excelente idea para ahorrarte dinero en tu factura mediante algo de autogeneración, quizás agregar también una turbina generadora que aproveche todo ese viento gratuito que tienes, pero la realidad tal como tu factura, es más complicada de lo que crees.

El problema principal de adoptar energías renovables para abastecer tu hogar es el costo de la misma, quizás representan un ahorro a largo plazo, pero inicialmente requieren una fuerte inversión y recuerda que también involucran mantenimiento riguroso que al inicio se te hará algo complicado.

El segundo problema, quizás incluso mayor, es que crees que al no consumir energía de la red tradicional tu factura será de una gran y redondo cero… pero dependiendo de tu factura, los gastos por consumo podrían ser la menor parte de la misma. Puedes revisarla y ver, normalmente tienes muchos impuestos y costos fijos que deberás pagar independientemente de que consumas o no.

Para empeorar todo, dependiendo de tu legislación nacional o local, podrías enfrentar impuestos adicionales a estas tecnologías. Como siempre la información es tu aliada, averigua bien tus leyes locales antes de gastar todos tus ahorros en un techo solar.